jueves, 25 de junio de 2015

LO QUE NECESITAN LOS ADOLESCENTES PARA DESARROLLARSE ADECUADAMENTE


 
·         Ambiente familiar flexible:
Algunos adolescentes se rebelan contra todo lo que se les impone. Por ello, los padres deben ser lo suficientemente flexibles como para ceder dentro de los límites razonables. Cuando los padres asumen posiciones demasiado estrictas o prohibitivas, impiden tanto el desarrollo sano del adolescente como una relación adecuada con las figuras de autoridad. Por otro parte, las actitudes excesivamente liberales y permisivas le pueden transmitir al adolescente la sensación de falta de amor o de interés por él y por lo que hace, así como la sensación de no encontrar un límite que lo ayude a detenerse en su gran impulso de vivir antes de tiempo.
·         Consejos cortos en lugar de largos sermones:
El adolescente necesita consejos que lo guíen, pero tiende a rechazar los largos y aburridos discursos de sus padres.
·         Ambiente familiar de negociación:
Debido a su rebeldía característica, la mejor manera de llegar a acuerdos con un adolescente es negociar. Una de las grandes ventajas de la negociación es que permite el establecimiento de una comunicación continua con el adolescente.
·         Demostraciones de afecto:
Aunque el adolescente intenta demostrar que es autosuficiente, incluso emocionalmente, en el fondo necesita saber y estar seguro de que sus padres lo siguen amando y cuidando igual que siempre aunque él les muestre actitudes de desafío y rebeldía. Muchos adolescentes tienen la idea errónea de que sus padres los dejan de querer durante la adolescencia y viceversa.
·         Respeto a su individualidad:
El adolescente necesita un pequeño universo propio para desarrollarse de manera adecuada. Los padres deben respetar los espacios del adolescente.
·         Respeto a las necesidades propias de su edad:
Los padres deben comprender que para el adolescente es importante que sus necesidades sean tomadas en cuenta y respetadas.
·         Padres que sepan compartir con los hijos, de una manera adecuada, su propia experiencia de adultos:
El adolescente está en proceso de convertirse en adulto; por ello necesita conocer algunos aspectos de la vida a través de la experiencia de otros adultos, especialmente de sus padres.
·         Buenos ejemplos:
Al igual que durante la niñez, en la adolescencia los buenos ejemplos de los padres son una clave importante en el desarrollo de los hijos. Aunque aparentemente el adolescente rechace el pensamiento y las actitudes de los padres, en el fondo el ejemplo de éstos tiene una influencia importante.
·         Comunicación con los padres:
La comunicación con la familia es uno de los aspectos más importantes en la relación del adolescente con sus seres queridos. Por lo general, los chicos que caen en alguna adicción o conducta peligrosa carecen de apoyo y del afecto de su familia. La adecuada comunicación asegura el desarrollo de los adolescentes emocionalmente sanos.
·         Recibir un trato adecuado:
Aunque el adolescente quiere ser adulto, al mismo tiempo añora su vida de niño; así pues, los padres deben estar atentos para comprender estas oscilaciones y responderles a los hijos con el trato adecuado a la etapa que está viviendo.
·         Aprender a superar los problemas:
Cuando los padres resuelven de manera sistemática los problemas de los hijos, es muy difícil que éstos aprendan a hacerse responsables de su vida y de sus actos. Lo más recomendable es enseñarlos a pescar, no pescar por ellos.

Conclusión:

Conceptos como egocentrismo, necesidad de autoafirmación, experimentación, salida al mundo y sustitución parcial de los padres por los amigos, serían algunos de los rasgos característicos de la adolescencia. Ésta suele ser una etapa difícil, sin embargo, el que sea así no significa que transitarla sea insoportable. Lo que se requiere, en buena medida, es fomentar una comunicación con los padres, de tal forma que los jóvenes los sientan cercanos y como un apoyo. Esto ayudará a que enfrenten mejor las exigencias del medio, incluyendo problemáticas como la drogadicción o una sexualidad irresponsable. Para los chavos es importante saber que a pesar de los cambios que tienen, tanto emocionales como físicos, sus padres siguen sintiendo el mismo amor por ellos.

Fuentes
http://perso.wanadoo.es/jupin/adolescentes/, página hecha para adolescentes.
Jóvenes, sexo y drogas. México: Reader’s Digest, 2001.

martes, 26 de mayo de 2015

CARACTERISTICAS DEL PROYECTO DE VIDA (JUNIO)






Reconoceremos el proyecto de vida como el CONJUNTO DE ACTIVIDADES Y ACCIONES que se realizan con el propósito de alcanzar el OBJETIVO de proyectar las condiciones, circunstancias y expectativas de la vida que deseamos, mediante el establecimiento de ciertas METAS y tomando en cuenta los RECURSOS (materiales, económicos, personales,  culturales y sociales) de los que disponemos, todo esto, organizados en un TIEMPO que debe estar previamente definido. 


Para elaborar el proyecto de vida es importante reconocer algunas de sus características, las cuales se enumeran a continuación:


Es Personal
La elaboración del proyecto de vida obedece a tu situación en particular, a tus gustos, necesidades e intereses. Nadie puede generarlo por ti, quizá haya situaciones sociales o personas allegadas que influyan en aquello que deseas, sin embargo no lo determinan. Estas metas son personales y sólo tú decides hacía donde quieres ir.

Es realista y objetivo
El establecimiento de las metas y la planificación de las mismas responden a tu realidad, a tus posibilidades y a tus habilidades. Esto implica un conocimiento personal y del medio en el que te desenvuelves. Además, toma en cuenta aquello que si depende de ti y no del azar o de una situación externa. Por ejemplo, puedes planear ahorrar porque esto si puede depender de ti, pero no se puede planear sacarse la lotería ya que esto no está en tus manos.

Es Flexible
Como seres humanos vivimos etapas diferentes en la vida, como situaciones laborales, familiares o sociales, las cuales pueden cambiar cuando menos lo esperamos; un cambio de trabajo, la llegada de un(a) hijo(a), la muerte de un ser querido, un accidente, la edad, entre otras situaciones, demandan replantear el proyecto de vida, tanto en el rubro de las metas como en los medios y recursos para alcanzarlas.

Es por eso que el proyecto se considera como flexible, porque en cualquier momento de la vida puedes revisarlo y ajustarlo mediante la reflexión de la situación actual, con decisión, voluntad y disciplina hacia aquello que quieres y vas a lograr.

Recuerda que el propósito del proyecto de vida es la planificación en la búsqueda de un bienestar personal, no busca generarte angustia y estrés por la necesidad de cumplirlo. Siempre que las condiciones o las necesidades ya no lo favorezcan es necesario que tomes un tiempo para replantearlo.

El proyecto de vida debe estar basado en el conocimiento y en la información sobre nosotros mismos, nuestros intereses, actitudes y recursos, sobre nuestras posibilidades y expectativas y sobre nuestra realidad social, cultural, económica e incluso política.

Esta información la podemos obtener contestando las siguientes preguntas de manera realista, objetiva y coherente:

¿Quién soy?
¿A dónde voy?
¿Que quiero hacer?
¿Qué tipo de persona quiero ser?
¿Soy realmente la persona que quiero ser?
¿Qué le da sentido a mi vida?
¿Cómo puedo vivir una vida plena, propia y real?


miércoles, 29 de abril de 2015

PROYECTO DE VIDA



Tema de interés MAYO

El adolescente debe enfrentar un conjunto de desafíos y tareas en su proceso de convertirse en adulto, esto le exige participar en distintos ámbitos de la vida, tales como la práctica de valores, los estudios, las amistades, relaciones de familia y pareja, etc. Es importante tener en cuenta que las decisiones que tome en esta etapa repercutirán indudablemente en su porvenir.

Como padres debemos estar atentos a todos los cambios que van experimentando nuestros hijos para poder orientarlos cuando lo necesiten, e incluso cuando pareciera que nuestra ayuda no les es del agrado. Ese camino acompañado le permitirá, de mejor manera, construir su proyecto de vida.

El proyecto de vida es un una herramienta que busca orientar el crecimiento personal por medio de la identificación de aquellas metas que deseamos lograr y de las capacidades que poseemos; elaborarlo evita la dispersión y el desperdicio de tiempo y de nuestras propias habilidades.

Se dice que es un proyecto porque aquí se plasman todos aquellos planes que se desean cumplir, tomando en cuenta los diferentes ámbitos de nuestra vida y que implica un acto de consciencia, valentía, entrega, madurez y de toma de decisiones. Nunca buscará ser una receta para vivir, sino un elemento que sirva para dar sentido a nuestra existencia, este sentido entendido como rumbo (a dónde quiero llegar) y significado (qué representa para mí).

La importancia de realizar un proyecto de vida no sólo radica en la identificación de aquello que se quiere lograr, sino que a través del establecimiento de metas permite identificar o generar los recursos o medios para su cumplimiento. Cuando se tiene claro lo que se quiere y el modo de obtenerlo, es más sencillo retomar el rumbo cuando se presenten dificultades u obstáculos en la vida, o bien cuando las actividades y responsabilidades diarias nos impidan ver y trabajar por aquello que deseamos.

Involucrémonos con nuestros adolescentes, ayudémosles a construir sus escenarios posibles y a alcanzar la realización y satisfacción personal.